Desesperación en Cuba por la escasez de medicinas/Imagen de archivo

Pacientes con enfermedades crónicas han visto decaer su calidad de vida en los últimos meses, a medida que se agudiza en Cuba la falta de medicamentos, entre ellos los cardiópatas, bastante golpeados por esta crisis, informa Martí Noticias.


Desde la ciudad de Camagüey, Leidis Tabares, contó que su esposo ya había sufrido un infarto, y ahora volvió a sufrirlo por no tener el fármaco conocido como Clopidogrel, un medicamento que se usa para prevenir los coágulos de sangre en pacientes que han sufrido ataque cardíaco.

Leidis hizo una cola desde la madrugada en la farmacia 708 del reparto Bella Vista, en Camagüey, para conseguir la medicina a su esposo.

Según detalló su esposo «tiene que tener la sangre fluida. Le dio un infarto la semana anterior y le dieron el alta el viernes, y estoy aquí desde las cuatro de la mañana en una cola… Pero aquí hay personas que llevan dos días».

«Muchas personas mayores; personas con bastones, con las venas que se les quieren salir de las piernas, y hasta enfermos de los nervios», explicó Tabares al referirse a las largas filas para adquirir medicinas.


«La dictadura no tiene dinero para comprar leche a los niños, pero si patrullas a la policía. No para arreglar viviendas, pero si para hacer hoteles. No medicamentos para cubanos, pero si en dólares», comentó en redes sociales el usuario Pedro Pérez.