Una red de «salones de masaje» que prostituían a hispanas fue desarticulada por las autoridades de Chicago según reporto Telemundo 51.

Al menos seis locales fueron intervenidos por las autoridades después de que descubrieran que vendían servicios sexuales.

Agentes encubiertos se hicieron pasar por clientes y fue ahí cuando descubrieron parte de la red de prostitución que existía.