Desarticulan organización criminal en España que blanqueaba dinero en Cuba y en otros países/Imagen tomada de Menorca al día

Desmantelada una organización criminal dedicada al blanqueo de dinero, encabezada por un cubano naturalizado español, y residente en Mallorca, informó la Policía Nacional de España, recoge Diario de Cuba.

Según el reporte, los presuntos criminales blanqueaban el dinero en la Isla caribeña, pese a que también se han detectado envíos a Estados Unidos, y a República Dominicana.


Aunque la denominada «Operación Pólvora» inició en Mallorca por un delito de tráfico de drogas, las investigaciones revelaron el desvío de grandes sumas hacia Cuba, y los otros dos países mencionados.

Una vez en la Isla, los involucrados convertían ese dinero en bienes muebles e inmuebles de variada naturaleza, principalmente en viviendas y vehículos.

La policía reveló que para sacar los capitales de España, «la organización utilizaba diferentes métodos, siendo los principales las transferencias bancarias internacionales empleando cuentas de testaferros y envíos de dinero a través de locutorios».

«En éste último caso lo hacían de manera fraccionada y utilizando identidades de múltiples personas que se prestaban a ello a cambio de una comisión. De este modo, la organización criminal conseguía ocultar tanto el origen delictivo de los capitales como la verdadera identidad de los emisores, dotando esos movimientos financieros de una apariencia final de legitimidad», agregaron.


Otra información revelada es que el líder de la banda, cuya identidad no ha sido divulgada, usaba la identidad de personas mayores para construir compañías fantasmas, lo cual permitía aparentar que los integrantes de la organización se desempeñaban en en el sector de la construcción.

Algunos de los detenidos están siendo acusados del delito de falsedad documental, debido «a la elaboración de facturas falsas al objeto de enmascarar el origen del dinero ilícito que se facturaba, simulando trabajos realizados en el mundo de la construcción».

Asimismo se utilizaron personas y entidades españolas para remitir transferencias de diferentes montos, utilizando hasta cuentas bancarias de paraísos fiscales, luego los beneficiarios de las transferencias se encargaban de entregar ese dinero en metálico o en bienes a las personas involucradas en Cuba.

Un comunicado de las autoridades españolas detalla que «la organización criminal ha logrado blanquear cerca de un millón de euros procedentes del tráfico ilícito de drogas» en solo más de un año.

La Policía española trabaja en conjunto con las autoridades cubanas y estadounidenses para seguir el curso de la investigación.