Una depresión tropical se formó el jueves en el Caribe y podría convertirse en un gran huracán cuando llegue a la costa norte del Golfo de Estados Unidos en los próximos días, dijeron los meteorólogos.

Tanto el gobierno de Cuba como el de Caimán han emitido advertencias de tormenta tropical luego de la formación de la Depresión Tropical Nueve, según información en el sitio web del Servicio Meteorológico Nacional de EE. UU.


A última hora de la mañana del jueves, la depresión tenía vientos máximos sostenidos de 35 mph (56 kph) y estaba ubicada a unas 115 millas (185 kilómetros) al suroeste de Negril, Jamaica, y a unas 210 millas (338 kilómetros) al sureste de Gran Caimán.

La depresión viaja hacia el noroeste a unas 13 mph (21 kph) y se espera que se convierta en tormenta tropical el jueves por la noche cuando pase sobre las Islas Caimán. Podría ser un huracán cuando se acerque al oeste de Cuba y al sureste del Golfo de México el viernes, y un gran huracán cuando llegue a la costa norte del Golfo de Estados Unidos el domingo, dijo el servicio meteorológico.

La costa central del Golfo de Estados Unidos debería comenzar a ver lluvias de la depresión el domingo temprano.


Se pronostica que la depresión producirá entre 6 y 12 pulgadas (15 a 30 centímetros) de lluvia sobre partes de Jamaica, Cuba y las Islas Caimán. Los meteorólogos advirtieron sobre posibles inundaciones repentinas y deslizamientos de tierra y una marejada ciclónica de hasta 2 a 4 pies (.61 a 1 metro) por encima de lo normal, junto con «olas grandes y destructivas».