Denuncian venta de mantequilla con moho en Santiago de Cuba (Imagen tomada de CubaNet/Autor de las fotos: Ezequiel Fuentes Morales)

La situación en Cuba va de mal en peor, no sólo nos encontramos con la escasez alimentaria, sino que los pocos productos que se comercializan, se encuentran en mal estado, este ha sido el caso más reciente, reportado por el periodista Ezequiel Fuentes Morales para CubaNet.


El hecho ocurrió en Santiago de Cuba, denunciado por Yandel un joven de la provincia, que se considera adicto a los productos lácteos.

El santiaguero compró la mantequilla en la tienda Panamericana El Dragón, una de las TRD más conocidas de la cabecera provincial.

El paquete de margarina le costó 6.50 CUC, además de ese producto, el joven se llevó a su casa otras mercancías que necesitaba.

«Cuando la abrí tenía una parte negra y ya se empezaba a ver la descomposición, algo desagradable, siendo este uno de los productos más caros en las tiendas», contó Yandel que descubrió la mantequilla tenía moho horas después de haberla comprado en su casa.


«Siempre que uno compra algo en la tienda piensa que es lo mejor y se va para la casa pensando que hizo una buena compra. Sin embargo, todo es un engaño, venden cualquier cosa sin comprobarla antes y sin tener la responsabilidad de ofrecer productos de calidad. Quién sabe la cantidad de personas que, como yo, compraron margarina en esas condiciones», explicó a modo de queja.

El joven fue nuevamente para la tienda al otro día, para pedir le devolvieran su dinero, sin embargo una trabajadora que lo atendió no se responsabilizó y lo mandó con la Jefa de Piso.

«Tuve que esperar al menos veinte minutos. Cuando por fin vino la jefa, me comió a preguntas, incluso me cuestionó si realmente había comprado la margarina en esa tienda, sin darme tiempo a enseñarle el comprobante que menos mal no boté», confesó el cliente.

Luego lo dejaron esperando unos diez minutos, para finalmente explicarle que no podían devolverle el dinero, y solo podrían cambiarle el producto.

Para efectuar el cambio, Yandel refiere tuvo que firmar algunos documentos, cuando le entregaron la nueva margarina pidió revisarla ahí mismo en la tienda.

«Afortunadamente estaba bien, aunque le dije que revisara las demás y me respondió que no podían porque no tenía merma y no podían estar abiertas», detalló el santiaguero.

Una enfermera de un policlínico de la localidad le comentó que los hongos en ese tipo de productos pueden causar intoxicación en algunos casos a las personas alérgicas.