Hospital Orlando Pantoja Tamayo, ubicado en el municipio de Contramaestre, Santiago de Cuba (Imagen tomada de Radio Martí y redes sociales/Yoadris Verane)

El pasado domingo 27 de octubre murió el pequeño Harold Cordoví, de 5 años de edad, a causa de dengue en el Hospital Orlando Pantoja Tamayo, ubicado en el municipio de Contramaestre, Santiago de Cuba, informó CubaNet, tras el reporte de Yoandris Verane, activista de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) en el exilio.


«Urgente acaba de morir otro niño en #Contramaestre Santiago de Cuba por dengue y las autoridades sanitarias ni los medios oficialistas al servicio de la dictadura #CastroCanel callan lo que esta pasando en #Cuba mis condolencias para esa familia que acaban de perder a su hijo», escribió el opositor en Twitter.

Según CubaNet, el menor estuvo internado durante tres días en ese centro de salud, con un diagnóstico de dengue, la enfermedad le produjo un descenso significativo en su número de plaquetas, lo que a su vez le provocó un sangrado agudo por la boca, nariz y oídos.

El doctor Roberto Serrano explicó a la prensa independiente que ese cuadro requiere cuidados intensivos, y puede terminar ocasionando la muerte del enfermo, que fue el triste caso de este pequeño.


De acuerdo a Verane en Contramaestre, controlar la epidemia del dengue se le ha salido de las manos a las autoridades, y los hospitales y centros de salud no dan abasto.

El mismo activista denunció hace tan solo unos días no hay colchones ni camas en el Orlando Pantoja en Santiago para atender a los pacientes, y la situación empeora con el transcurso de los días.

Se trata del segundo niño que muere en Santiago de Cuba, luego de que una menor muriera en Songo La Maya, el pasado 3 de octubre, hasta la fecha ni el Ministerio de Salud Pública (MINSAP) ni las autoridades del régimen dan cuenta de lo que está sucediendo al oriente de Cuba con la epidemia.