Represión contra el MSI/Imagen de archivo

Human Rights Watch (HRW) ha denunciado el uso que el régimen cubano ha hecho de la pandemia del Covid-19 como pretexto para «acosar, intimidar y detener a disidentes» dentro de la Isla, informa Diario de Cuba.

La organización no gubernamental recoge la intervención de la Seguridad del Estado cubana en la sede del Movimiento de San Isidro por motivos políticos y con la excusa de que uno de los acuartelados, el escritor y periodista Carlos Manuel Álvarez, violó las normas sanitarias impuestas por las autoridades cubanas.


Una nota publicada en la página de HRW da a conocer lo común de esta práctica por parte de las fuerzas represivas del Gobierno para justificar todas sus arbitrariedades.

Según José Miguel Vivanco, director para las Américas de esta organización, «las autoridades cubanas se han aprovechado de las normas contra el Covid-19 para ampliar la larga lista de herramientas represivas que utilizan en contra de sus críticos (…) Esto forma parte de un patrón más amplio, en el cual el gobierno utiliza de forma descarada cualquier excusa para reprimir el disenso sistemáticamente».

Al menos 35 sentencias judiciales y registros de multas aplicados a varios disidentes cubanos, fueron investigados entre julio y noviembre pasado por HRW, de acuerdo a su portal web.

La entidad orientada a la investigación y elaboración de informes sobre violaciones de derechos humanos a nivel internacional, indicó que 34 personas fueron víctimas de abusos en este sentido, en esos casos la policía puso como pretexto que los individuos críticos del régimen habían actuado violando «normas relativas a la pandemia».


Al menos 20 personas fueron detenidas, tres procesadas de manera arbitraria, otras tres resultaron multadas, y 14 amenazadas con ser procesadas por el supuesto delito de «propagación de epidemias», según la investigación.

HRW subraya que «a ninguno de los detenidos se le permitió hacer una llamada telefónica. Algunos sufrieron violentas golpizas, y varios enfrentaron procedimientos penales sin contar con un abogado que los representara».

El organismo menciona los casos de la miembro de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) Keilylli de la Mora Valle, y del Movimiento Opositores por una Nueva República, Juan Miguel Pupo Arias.

Otros opositores también fueron detenidos y multados, entre ellos Maykel Castillo Pérez, Raux Denis Rodríguez, Yordanys Labrada Tellez, Raux Denis Rodríguez, Mileidy y Daniel Salcedo.