Un joyero en una joyería de Hialeah fue descubierto llevando a cabo empeños en el establecimiento sin tener la licencia adecuada.


Se trata de Carlos Martínez, de la Joyería Martínez en la 17 calle y Palm Avenue.

De acuerdo a un reportaje de AmericaTeVe, Martínez fue descubierto por las autoridades locales cobrando un 10% de interés y un 7% de impuestos sobre la venta en transacciones de empeño.

Tras la denuncia de los clientes, agentes encubiertos del Departamento de Policía de Hialeah realizaron un operativo para verificar estas acusaciones.

Martínez, el padre de la dueña de la joyería, fue grabado cuando procesaba una operación de empeño de manera ilícita con uno de los agentes.


A través de la investigación se reveló que Martínez llevaba realizando este fraude por al menos un año.

Usaba los tickets de reparación de prendas en lugar del formulario de transacciones de empeño de la Florida.

Las autoridades creen que estas operaciones alcanzaron los cientos de miles de dólares.

Uno de los clientes que avisó a las autoridades fue Heriberto Leon, administrador de la Joyería León, que se encuentra a unas cuadras.

León empeñó un anillo y al ir a recuperarlo tuvo que pagar un 10 por ciento de interés y además un 7 por ciento de venta, lo cual es ilegal.

De acuerdo al portavoz de la Policía de Hialeah el negocio tiene permisos para operar como joyería y para hacer reparaciones pero no tiene permiso para hacer empeños. Martínez está acusado de una felonía por operar como casa de empeño.