Demócratas en su mayoría eliminarían el embargo a Cuba (Imagen tomada de Clarín)

La mayoría de los 20 precandidatos del Partido Demócrata de Estados Unidos a las elecciones presidenciales de 2020 respondieron que eliminarían el embargo económico hacia Cuba, recogió el diario The Tampa Bay.


El periódico floridano preguntó por escrito a los candidatos que protagonizan el debate demócrata en Miami sobre el manejo de sus relaciones con el régimen de La Habana, y la gran mayoría estuvo dispuesto a suspender el embargo económico y comercial que sostiene Washington contra la Isla comunista hace prácticamente seis décadas.

Según Diario Las Américas, el senador Michael Bennet sostuvo que ha «apoyado» con anterioridad «poner fin al embargo comercial a Cuba».

Mientras por su parte el también senador Kirsten Gillibrand indicó pondría fin al bloqueo «para poder influir en el Gobierno de Cuba».

La senadora Kamala Harris opinó que «acabaría con el fracasado embargo», simultáneamente el ex senador Mike Gravel aseguró «lo terminaría inmediatamente».


Jay Inslee, gobernador de Washington, de igual modo los legisladores Beto O’Rourke, Eric Swalwell, la escritora Marianne Williamson y el empresario Andrew Yang se declararon a favor de poner fin a la política hostil hacia Cuba.

Joe Biden y el senador Bernie Sanders expresaron su firme decisión de acabar con el embargo si llegan a la presidencia de EEUU.

«Soy copatrocinadora de un proyecto de ley bipartidista que pondría fin al embargo económico contra Cuba», explicó por su parte la senadora Elizabeth Warren, que ocupa el tercer lugar en las intenciones del electorado demócrata.

Al tiempo que el alcalde Pete Buttigieg con una posición más moderada, se limitó a decir que «las relaciones de EEUU hacia Cuba deben basarse en compromisos», y el senador Cory Booker señaló que «solo el Congreso puede suspender el embargo».

John Hickenlooper, ex gobernador de Colorado, mencionó «tenemos claras diferencias con el Gobierno cubano», en lo que la senadora Amy Klobuchar propuso «alcanzar un compromiso con Cuba para que respeten los derechos humanos y las reclamaciones de propiedades» confiscadas luego de 1959.

(Con información de Diario de Cuba)