Foto Liane Morejon- Local 10 News

El exvicepresidente y aspirante demócrata a la presidencia de EEUU, Joe Biden no hizo referencia al tema Cuba, en un discurso que pronunció el pasado domingo por la tarde ante los votantes hispanos en la Pequeña Habana de Miami, informó CubaNet, citando reporte de Washington Examiner.


El tema de la Isla es crucial para los votantes de origen cubano que residen en el sur de la Florida.

En su discurso de 25 minutos, Biden habló con una multitud de más de 100 activistas liberales, miamenses influyentes y demócratas de base el fin de semana.

No obstante no habló en absoluto de su rol en la normalización de las relaciones con Cuba, un tema que divide opiniones dentro de la comunidad cubanoamericana en Miami.

Según Ricardo Ibarrim, un jubilado de 62 años con herencia cubana que formó parte del evento, el hecho de Biden no hablara de la Isla, fue algo «interesante», quizá a propósito.


El demócrata de 76 años abordó ampliamente temas que conciernen al hemisferio occidental, incluyó en su discurso a Colombia, Ecuador, Brasil, El Salvador, Honduras, Guatemala, México y Venezuela, no obstante no hizo referencia alguna a Cuba.

Frank Calzon, exdirector ejecutivo del Centro para una Cuba Libre y crítico de la política exterior de Barack Obama, opinó que prefiere darle a Biden el beneficio de la duda.

«Tal vez se olvidó, tal vez es un descuido, aparentemente el vicepresidente tiene problemas de memoria», añadió.

«¿Irías a una sección en Nueva York con una gran comunidad judía estadounidense y no dirías nada sobre Israel? Pero, de todos modos, creo que es una lástima porque habría sido una gran oportunidad para que el vicepresidente hable sobre los derechos humanos en Cuba después de una gran redada de disidentes en la última semana más o menos, y Cuba está pasando por una tremenda crisis económica en este momento», comentó.

Biden perdió la oportunidad de tomar una posición para presionar a Cuba e instó a todos los demócratas que buscan la presidencia a abordar directamente el tema como «una cuestión moral de nuestro tiempo», indicó Orlando Gutiérrez Boronat, secretario nacional de la Dirección Nacional de Cuba, una organización no gubernamental centrada en los derechos humanos.

Sea un descuido o una decisión con un propósito definido, la omisión del candidato demócrata contrasta con otros aspirantes a la presidencia de su partido, que han prometido levantar las restricciones comerciales y de viaje impuestas al régimen de La Habana.