La suspensión de vuelos de varias líneas aéreas estadounidenses hacia Cuba ha debilitado la demanda.


Desde la ciudad de Miami han salido a la Mayor de las Antillas, en los primeros diez meses del año en curso, casi tantos estadounidenses como todos los que visitaron Cuba en 2016.

La demanda de vuelos a la Isla comunista, especialmente hacia las provincias se ha debilitado este año, el hecho de que varias aerolíneas norteamericanas abandonaran el mercado cubano ha tenido consecuencias, reporta Miami Herald.

Sin embargo el Aeropuerto Internacional de Miami (MIA) registró un incremento significativo de viajeros a la Isla en los primeros diez meses de 2017.

Este año han anunciado la suspensión de operaciones en Cuba, aerolíneas como Silver Airways, Spirit, y Frontier, y más recientemente Alaska Airlines.


Otras como American, JetBlue y Southwest han disminuido la frecuencia de sus vuelos, o eliminado destinos, así como han decidido usar aviones más chicos.

Es más complejo conseguir vuelos a la Isla caribeña en estos momentos, precisa el Herald.

Pero el MIA registra un crecimiento con respecto a 2016; entre el 1ro. de enero y el 31 de octubre de 2017, 5.021 vuelos salieron de Miami con destino a Cuba, con 547.188 pasajeros a bordo, en comparación con 4.864 vuelos y 466.497 pasajeros durante los primeros 10 meses del 2016.

Miami Herald señala que hubo una baja en septiembre, cuando el huracán Irma azotó Cuba y obligó al cierre de aeropuertos; y luego en octubre, cuando el Departamento de Estado emitió la alerta de viajes a la Isla.

Aunque la temporada navideña se inicia este jueves en Estados Unidos, y esto podría conllevar a un alza en las visitas al Caribe, algunos expertos argumentan que el cambio de política hacia el régimen cubano, de parte de la Administración Trump, y la implementación de las nuevas medidas de viaje que prohíben los viajes de “pueblo a pueblo” individuales de los ciudadanos norteamericanos, no los cubanoamericanos porque ellos viajan bajo la categoría de viajes familiares, pueden actuar como disuasivo para los turistas.

(Con información de Martí Noticias)