Ex preso político cubano Ángel Moya/Imagen de archivo

La líder de la organización opositora Damas de Blanco, Berta Soler, dio a conocer que su esposo, el ex preso político Ángel Moya, se encontraba en terapia intensiva por sospecha de dengue, además de presentar presión alta, glicemia alta, fiebre, y diarrea.


Moya estuvo internado en el Hospital Julio Trigo, de La Habana, donde reveló Soler, no se le había efectuado una prueba para detectar el dengue, y fue ingresado en terapia intensiva, porque las autoridades de salud le explicaron a la Dama de Blanco, todos los sospechosos de Covid-19, eran llevados a esa sala, y se les suministraba el fármaco Rosefin «como modo preventivo».

Berta dijo más tarde le habían mentido, pues no están ingresando a los sospechosos de Covid-19 en terapia, y tampoco prescriben Rosefin a pacientes que no han dado positivo.

Soler responsabilizó a la Seguridad del Estado y al personal médico por la integridad de su esposo, ayer en la noche.

Ella notificó que él había dado negativo a la prueba de Covid-19, y agregó no debía ser dengue hemorrágico.


Afortunadamente por la presión de su esposa, hace aproximadamente una hora Ángel Moya se encontraba ya en su casa, recuperándose, y con un resumen médico y tratamiento a seguir.