Eliezer Llorente, hijo de Daniel Llorente el hombre que el Primero de Mayo de 2017 rompió los esquemas del desfile por la fecha, y salió corriendo entre la multitud con la bandera de EEUU ante los ojos de Raúl Castro, fue apresado este domingo en San Antonio de los Baños, Artemisa.

Su padre, el opositor independiente, Daniel Llorente se niega a ingerir alimentos hasta que liberen a su hijo, reporta 14ymedio, diario independiente cubano.

La madre de Eliezer, Judiza Pérez explica: “lo detuvieron mientras iba junto al periodista independiente Vladimir Turro. Lo acompañó en una gestión, pero a las doce regresaba a recoger el almuerzo de su papá para ir para la visita del domingo”, en Mazorra, hospital psiquiátrico de La Habana, donde permanece recluido injustamente desde hace casi un año, por el suceso del Primero de Mayo en la Plaza de la Revolución.

La madre ha intentado comunicarse con su hijo, y no lo ha logrado, recibió una llamada perdida de la estación de policía de San Antonio de los Baños; Pérez relata que en un primer momento la policía negó que el joven estuviese allí, pero dada su asistencia confirmaron la detención del muchacho.


“Eran las seis de la tarde y a esa misma hora arranqué para acá [San Antonio de los Baños a 40 kilómetros de La Habana], tuve que coger cuatro transportes y un bicitaxi porque esto está muy lejos”, detalló.

La mamá de Eliezer pasó la noche en vela en ese poblado artemiseño, hasta que el lunes le dijeron que la causa del arresto del joven había sido la posesión de “una carne” que llevaba el periodista que iba con él, como es sabido hace décadas en la Isla está prohibida la venta y distribución de carne de res por particulares.

Judiza Pérez asegura que “todo es mentira”, y afirma la verdadera causa del arresto de Eliezer es porque el régimen temía a que el hijo del opositor protestara el Primero de Mayo.

“Mi hijo no es un opositor ni tampoco un delincuente”, defiende la madre.

El muchacho tampoco ingiere alimento, se encuentra plantado le informó la policía, quienes también le comunicaron que Eliezer Llorente se encuentra “bajo investigación”, y que tenían planeado soltarlo después del martes, 1 de mayo.

Mientras tanto, su padre desde Mazorra está en ayuno por el injusto arresto a su hijo, y en palabras de Daniel Llorente se trata de una “arbitrariedad total”.

El hijo del opositor se ha mantenido visitando a su padre todo este año en el hospital, dos veces por semana, e informando a los medios de prensa independiente e internacionales sobre la situación del disidente.

(Con información de 14ymedio)