Destrozos por el tornado en La Habana (Imagen de Luz Escobar, tomada de 14yMedio)

Aunque el régimen de La Habana subsidia la mitad del costo de los materiales de construcción para que los damnificados por el tornado puedan reparar sus viviendas, a la mayoría de los cubanos no les alcanza para pagar la otra mitad, recoge Martí Noticias.


«Hay familias que dicen: nos vamos a morir antes de terminar de pagarlo», confesó el biólogo Oscar Casanella, que lamenta que el Gobierno cubano tampoco tenga en cuenta el costo de la mano de obra a la hora de reconstruir las viviendas parcialmente dañadas o totalmente destruidas.

El proceso de obtener un crédito bancario se inicia con la confección de un documento con los daños ocurridos, un proceso lento y muy burocrático, denunció la economista y opositora cubana Marta Beatriz Roque Cabello.

«La cifra de las personas que consiguen los papeles es muy baja», aseguró la ex prisionera política.

Por otra parte la entrega de materiales es insuficiente actualmente, expuso Rodolfo Gregory, presidente de la cooperativa independiente Pemencub.


«Una reparación capital» podría rebasar los 1.000 CUC o el equivalente en dólares, explicó Gregory, teniendo en cuenta que el cubano promedio ingresa mensualmente 30 CUC.

La profesora universitaria Omara Ruiz Urquiola destacó que para los damnificados que no tengan recursos económicos para pagar el crédito bancario destinado a la compra de materiales, la situación es aún más complicada.

«Algunos clasifican para subsidios», y otros «no tienen con que pagar» la reparación, añadió.

Con el transcurso de los días las autoridades cubanas han dado a conocer que la cifra de hogares destruidos ya sea de manera total o parcial ha ido en ascenso, de acuerdo a la última reunión del Consejo de Ministros el número de casas dañadas se elevó a 7.436, revela Martí Noticias.