Vecinos de la zona del parque Aldama, en Centro Habana protestando por el asesinato de un perro

Un custodio del parque Aldama en Centro Habana golpeó a un perro con un palo en la cabeza, y luego le dio tres puñaladas con un cuchillo, por atacar a varios gatos, revelaron testigos en la zona.


El incidente tuvo lugar en la mañana del miércoles 26 de diciembre, cuando una multitud de vecinos del área protestaron por el asesinato del perro.

El personal del parque tuvo miedo de que los vecinos congregados lincharan al custodio, por lo que cerraron las rejas y llamaron a la policía.

Las autoridades tuvieron que pedir una ambulancia para trasladar al animal con vida hacia una clínica veterinaria, a causa de la fuerte presión de los residentes de ese barrio capitalino.

Jorge, un vecino de la localidad lamentó: «es criminal. Es normal que un perro ataque a un gato, está en su naturaleza. Lo que no es normal es que un ser humano quiera matar de esa manera a un animal».

La multitud comenzó a gritar al guardia de seguridad «asesino» y «criminal».


Una joven que formaba parte de los congregados en el parque, recordó que en Cuba no existe una ley de protección animal.

Un oficial de la policía dijo a la multitud para calmar los ánimos, que se tomarían medidas serias contra el custodio.

«Lo que sucedió está mal y ahora lo tiene que pagar. Pero necesitamos que nos dejen sacarlo», pidió el agente a los vecinos.

Las personas bloquearon las dos puertas de acceso al parque, durante casi una hora, en protesta por la actitud del hombre, algunos vecinos pidieron sacaran al guardia de seguridad esposado.

Otra vecina comentó que «es un asesino a sangre fría; no me siento bien sabiendo que ese hombre está aquí mismo con un cuchillo en la mano».

Al cabo de la hora, una patrulla policial trasladó al custodio, en medio de los gritos de los residentes.