Efecto Bad Bunny jen Cuba. Foto: Redes sociales

Probablemente sean el trap y Bad Bunny las influencias más fuertes que estén recibiendo muchos adolescentes ahora mismo en Cuba.  Basta solo caminar las calles para ver un estilo y una actitud que se repite entre los más jóvenes: Camisas de flores, chicos con las uñas pintadas, medias altas, overolls de mezclillas, pañoletas para la cabeza, lentes triangulares, shorts cortos y rapados diversos en la cabeza.


¡Ah! y para resaltar: Una de esas bocinas portátiles donde se pueda escuchar bien el alto el trap, mientras al caminar o al hablar se asumen poses y formas de gesticular como si los jóvenes hubiesen salido de alguno de los videoclips del Conejo Malo.

El efecto Bad Bunny ha tomado buena parte de Cuba y lo mismo lo puedes ver en las calles y hasta en las redes sociales. El ídolo puertorriqueño que se convirtió rápidamente en una celebridad de internet ha implantado un nuevo ritmo musical en cuyos videoclips “fumar Krippy” (drogas), “hacer Kush” (tener sexo duro) o asumir la violencia como conducta cotidiana parecen ser lo más importante.

En modo Gucci, con las uñas y el pelo rosa

En ese afán de no pasar desapercibido, Bad Bunny ha preferido tomar riesgos para desafiar lo que está estigmatizado, mostrándonos una masculinidad muy diferente y muchos chicos en Cuba se están convirtiendo en un espejo de eso.

A Benito Antonio Martínez Ocasio (Bad Bunny) se le ve con frecuencia presumir en sus videos y en Instagram de haberse hecho manicure, donde sus uñas y su pelo rosa, verde o de cualquier otro color son protagonistas. Algunos aseguran que es solo puro Marketing para resaltar en un mundo tan complejo como la música, pero lo cierto es que el efecto de su estilo, aprovechándose de la comunicación en redes sociales, se esparce como la pólvora y hasta Cuba ha llegado también.


Gucci y Supreme son las marcas predilectas del Conejo Malo y como fiel reflejo de eso muchos adolescentes cubanos a pesar de las carencias y de la poca posibilidad de vestir de marcas hacen hasta lo imposible para comprar copias o modificar ropas. La idea es vestirse lo más parecido a él, incorporando también gafas triangulares o redondas, tenis Nike, el pelo y las uñas bien coloridos porque lo importante es seguir la moda de este chico puertorriqueño.

To Durako y to tizza

El efecto del Conejo Malo no queda solo en el vestir y en la idea de mostrarnos una masculinidad de uñas pintadas y cabello rosa. Bad Bunny y otros exponentes del Trap como Anuel AA, han convertido en tendencia formas de hablar que se incorporan poco a poco en la jerga popular. Ahora es común entre los adolescentes cubanos calificar alguien  de hermoso con la frase de “estás to durako”, y si la belleza es muy impactante “estás toa tizza” siguiendo el tema de Yomil y el Dany.

La tendencia ha llegado hasta las redes sociales donde ya no son comunes los perfiles con los nombres y apellidos de las personas. Asumiendo que con eso son más originales, puedes encontrar a más de un adolescente cubano en Facebook o Instagram con estas frases que incorporan además caracteres especiales y letras de otros idiomas. Así aparecen perfiles como Una Bebezita WaltDisney, Chico Supreme, Danger El iLuminati o King Gucci.

Con cara de malo y con la lengua afuera  

El ídolo del trap que conquista YouTube, Spotify, Souncloud y otras plataformas con miles de suscriptores y seguidores se ha convertido sobre todo en una celebridad de Instagram a donde acuden muchos buscando fotos sobre su música, y sus formas de vestir.

Si algo tiene el conejo malo es que siempre guarda bajo la manga un estilo diferente acompañado de poses y gestos que ya imitan muchos jóvenes en Cuba. Basta tener familiares adolescentes o amigos de estos en las redes sociales para ver en sus perfiles fotos donde se gesticula bastante, se exhiben con orgullo los tatuajes en las manos y las fotos con la lengua afuera como lo hace Bad Bunny.   

El trapero puertorriqueño está aprovechando estaera digital tan inundada de imágenes, para imprimir patrones y hacerse popular.

Uñas rosas, pelo verde, mucha droga y sexo en sus videos ¿Hasta dónde llegará el efecto del Conejo Malo, o solo su estilo forma parte de una estrategia que pasará como la de tantos otros artistas? El tiempo dirá pero por ahora el Conejo Malo está haciendo estragos y Cuba no es la excepción.