Según revelan datos del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social de Cuba (MTSS) publicados por la prensa oficial, hasta agosto pasado los cubanos con licencias de trabajo por cuenta propia sumaban 578.421, y dos de las ocupaciones en las que el gobierno apretó el botón de pausa a principios de ese mes son de las que más empleo generan.


Las categorías que convocan mayor cantidad de trabajadores son elaboración y venta de alimentos (incluye cafeterías y restaurantes), con 61.874; transporte de carga y pasajeros, con 57.911; y alquiler de casas y habitaciones, con 39.595.

La primera y la tercera son reconocidas por la población como especialmente lucrativas porque atraen al turismo, pero fueron congeladas por tiempo indefinido junto con otras 22 mediante una resolución emitida el 1 de agosto por el MTSS.

Raúl Castro informó en la última sesión de la Asamblea Nacional que estará vigente “hasta tanto concluya el perfeccionamiento del trabajo por cuenta propia”. Otras cinco categorías, entre ellas varios tipos de intermediarios de productos del agro, fueron eliminadas definitivamente.

La información de la prensa oficial precisa asimismo que 150.343 de los trabajadores por cuenta propia son contratados por otros, principalmente en los sectores de la gastronomía y el transporte.

Al suspender temporalmente en agosto la emisión de licencias en 27 categorías de trabajo por cuenta propia, y eliminar otras cinco, el gobierno dejó solo 169 disponibles, comparadas con 178 autorizadas cuando se inició el fortalecimiento del sector “no estatal” en septiembre de 2010, y 201 que existían desde agosto de 2013.


(Con información de Martí Noticias)