Cubanos detrás de un grupo criminal que amenazó de muerte a la presidenta de Bolivia Jeanine Áñez (Imagen tomada de RFI)

Un portavoz del nuevo Gobierno de Bolivia, aseguró que la presidenta interina Jeanine Áñez tuvo que suspender un viaje a La Paz, la capital del país, este lunes, tras recibir una amenaza contra su vida por parte de un «grupo criminal», informó Diario de Cuba.


Aunque no ofreció muchos detalles al respecto, el ministro del Interior, Arturo Murillo, aseguró en una rueda de prensa en La Paz, que ciudadanos cubanos, venezolanos y colombianos estaban «involucrados» en el presunto plan.

Según el funcionario, Áñez, de 52 años, debía viajar a su provincia natal de Beni, al noreste del país, pero se vio obligada a cancelar su salida a causa de una «amenaza creíble».

«Hemos identificado un grupo criminal que quiere atentar contra la presidenta, por eso hoy hemos tenido que parar su viaje a su tierra natal», sostuvo Murillo, recoge AP.

A fines de la semana pasada el nuevo Gobierno boliviano pidió al régimen de La Habana retirar a sus cooperantes, algunos de ellos acusados de pagar a manifestantes para crear disturbios por la salida del ex presidente Evo Morales, aliado del castro-comunismo. En este contexto Áñez también rompió relaciones diplomáticas con Venezuela.


«Nos vamos en días. Tendremos elecciones. El mayor honor para un boliviano es convertirse en presidente del país, pero esa persona debe ganar con votos, no con balas o botas», explicó Murrillo, en referencia a la garantía que ofrece el nuevo Gobierno para que se celebren elecciones dentro del límite obligatorio de 90 días.

Raúl Castro, Miguel Díaz-Canel y Nicolás Maduro son aliados de Morales, que se vio obligado a renunciar la semana pasada en medio del caos por protestas y acusaciones de fraude electoral en los comicios presidenciales del 20 de octubre.

Pese a que Evo Morales huyó a México, sus partidarios han salido a las calles para protagonizar violentos disturbios.

Unas 23 personas han muerto en las protestas hasta la fecha, y en La Paz, los bloqueos de carreteras han causado escasez de alimentos y combustible.