Cubanos se manifiestan frente a la sede de la ONU en Nueva York, en solidaridad con los presos políticos en la Isla/Imagen tomada de redes sociales/ProActivo Miami

Un grupo de activistas cubanos se ha plantado esta mañana ante la sede de Naciones Unidas, en la ciudad de Nueva York, para protagonizar una protesta pacífica exigiendo la liberación de los presos políticos en la Isla comunista.

Los manifestantes llegaron sobre las 10:00 am del miércoles 23 de junio, con la bandera cubana, flores, y fotos de las personas que están en cárceles del régimen por razones políticas, entre ellos Maykel (Osorbo) Castillo Pérez, Esteban Rodríguez y Thais Mailén Franco, esta última opositora lesionada en prisión.


Entre los activistas que se manifestaron ante la sede de la ONU en Nueva York, estuvo el escritor Carlos Manuel Álvarez, Premio Don Quijote de Periodismo.

Álvarez hizo un performance y se colocó en una silla en el centro, esposado, a sus alrededores otros cubanos se taparon sus rostros con imágenes de los detenidos en la nación antillana.

Varios de los carteles escritos en inglés contenían consignas como: «¡Las vidas cubanas importan! ¡Cuba no es un país socialista ¡Cuba es una dictadura! Libertad para todos los presos políticos cubanos! Cuba no es un lugar seguro ¡Cuba es una dictadura!»

«Tenemos que crear la idea de que somos un país, que es justamente lo que el totalitarismo ha querido desintegrar, (para hacernos ver) que somos individuos a la deriva sin ningún programa, ni ninguna idea o tradición que nos una, y eso no es posible», expresó ayer en la noche, a través de una directa, el periodista Carlos Manuel Álvarez, quien dijo el fin último de la protesta frente a la sede de la ONU es demostrar «que somos un país, y que lo somos desde ya».


«Nosotros tenemos justamente el camino y las razones para el triunfo, y para devolverle a Cuba la justicia, la prosperidad que merece su cultura, su tradición, sus héroes y nosotros los ciudadanos vivos y los ciudadanos de hoy, dentro y fuera, la Cuba del exilio y los de adentro, que es finalmente el mismo país», sostuvo horas antes de la manifestación en New York.