Cubanos responden a Mariela Castro por afirmar que Oshún ‘no aceptará ofrendas de mercenarios y traidores’/Imágenes tomadas de OnCuba y Excelencias

Mariela Castro atacó la convocatoria del exilio y de las organizaciones opositoras dentro de la Isla para que los cubanos se sumaran a la «Revolución de los girasoles» este 8 de septiembre cuando se celebra el Día de la Virgen de la Caridad del Cobre, patrona de Cuba, y dijo que Oshún «no aceptará ofrendas de mercenarios y traidores», reporta Diario de Cuba.


«Gracias Cachita por protegerlo, por amparar a Fidel y a la Revolución Cubana, Oshún no aceptará ofrendas de mercenarios y traidores», escribió la hija del general Raúl Castro en Twitter.

En otro tuit publicaría «Girasoles para la Caridad del Cobre/Oshún, protectora de Cuba. Mi abuela Lina la veneraba y pidió amparo para sus hijos que luchaban por la libertad de Cuba. Su deseo le fue concedido».

Rápidamente los cubanos supieron contestar a Mariela Castro en la citada red social, a propósito de sus recalcitrantes afirmaciones.

«Por la libertad que traicionaron y eliminaron. Hasta tu tía tuvo que huir», contestó el activista cubano Félix Llerena.

«¿Y sabes tú cuántos cubanos piden diariamente a Cachita poder enterrar aunque sea los recuerdos de todos aquellos que, por personas como tú, tuvieron que salir en balsa y perdieron la vida en el mar?», tuiteó el periodista Juan Juan Almeida.

La activista Rosa María Payá, líder de Cuba Decide, también respondió a la directora del estatal Centro Nacional de Educación Sexual (CENESEX).

«La heredera del dictador debe saber que la dinastía no era eterna:
Los hijos de Lina Ruz no lucharon por la libertad de Cuba sino para perpetuarse en el poder, imponiendo por la fuerza un Estado totalitario y ateo. Su deseo nunca será concedido por el pueblo cubano.
El mar de girasoles de este septiembre les anuncia el fin de su poder opresivo», escribió Payá en Facebook.

Castro olvida a propósito como su tío y su padre oprimieron durante años a los religiosos en Cuba, tan solo por creer en deidades como la Virgen de la Caridad del Cobre, y no entregarse a la doctrina atea y marxista que propuso la «Revolución Cubana» que ella defiende a capa y espada.