Este fin de semana más de una docena de cubanos residentes en el sur de la Florida viajaron a la Isla para facilitar la identificación de sus familiares fallecidos en el accidente del avión que operaba Cubana de Aviación, y había sido arrendado a una empresa mexicana.

Una de las cubanas que viajó a la Mayor de las Antillas, es una abogada que reside en Tampa, Mayle Velázquez había llevado a cabo una solicitud de reunificación familiar para traer a su madre a vivir con ella a EEUU, sin embargo Maida Francisca Abdala Almoza, de 60 años fue una de las personas que perdió la vida en el trágico accidente del Boeing 737-201 en La Habana, y ya reunirse para ambas será imposible.

La abogada residente en Tampa fue la primera en abordar un avión con destino a la capital cubana, gracias a un pasaje facilitado por la compañía de vuelos charter Gulfstream, con sede en Miami.

Según Carlos Armando Cabrera, vocero de Gulfstream “les ofrecimos pasajes de manera gratuita a todas las personas que tenían familiares inmediatos en ese vuelo”, recogió El Nuevo Herald.


“También les facilitamos, junto al consulado [cubano en Washington] un permiso especial a las personas que tenían desactualizada su información del pasaporte”, añadió.

La Isla requiere que todos los nacidos en Cuba, salvo algunas excepciones, viajen al país caribeño con un pasaporte cubano y un permiso de entrada conocido como “habilitación”, recuerda el diario de Miami.

El vocero mencionó que el lunes viajaron más personas hacia La Habana, y que aquellos interesados en ese servicio pueden contactar a Gulfstream, mediante el teléfono: 305-428-2828.

Por otra parte agencias de EEUU han ofrecido su ayuda para investigar el incidente, en el que murieron 111 personas.

El Boeing 737-201 se fabricó en 1979, tenía casi cuarenta años de explotación y no tenía un control de mando digital.

Armando Daniel López, presidente del Instituto de la Aeronáutica Civil de Cuba (IACC), expresó ayer domingo, que pese al daño sufrido por el avión de la compañía mexicana Damojh, y arrendado por Cubana de Aviación, las autoridades cubanas han recuperado partes que serán analizadas en el laboratorio.

Una vocera de la Casa Blanca declaró que “la FAA [La Administración Federal de Aviación] y la NTSB [Junta Nacional de Seguridad del Transporte] están enviando investigadores, pendiente de la emisión de visas de la Embajada de Cuba”; por su parte un portavoz de la NTSB corroboró que esa agencia federal independiente va a facilitar “asistencia técnica” a Cuba en la investigación.

Ovidio Martínez López, piloto jubilado de Cubana de Aviación, escribió en la red social Facebook, que la aerolínea del país comunista habría ignorado a sus propios especialistas, quienes habían recomendado no contratar aviones de esa compañía mexicana, luego de un incidente en el que una aeronave de Global Air se perdió sobre Santa Clara.

(Con información de El Nuevo Herald)