Aglomeraciones en las paradas de Cuba (Imagen tomada de 14yMedio, autor: Jancel Moreno)

El temor de los cubanos no era infundado, la información ofrecida por el designado gobernante Miguel Díaz-Canel en la Mesa Redonda Informativa del miércoles en la noche, confirman la sospecha de que los malos tiempos han vuelto a la Isla, Radio Martí recogió la impresión que desde Cuba y España, tienen algunos activistas, periodistas y economistas acerca de la situación de la Mayor de las Antillas.


Según la ex presa política y economista Martha Beatriz Roque, más allá de que el sustituto de Raúl Castro haya querido disipar los temores, lo cierto es que «la circunstancia central, el hecho de que no hay petróleo y de que solamente van a recibir en el mes de septiembre, el día 14, un buque de petróleo, porque el resto del mes no se sabe con certeza […], es sencillamente una forma de decirle al pueblo que tiene que apretarse el cinturón, porque no se dijo allí todo lo que va a pasar».

Roque afirmó que paralizarán fábricas e inversiones en el país comunista, información que ya había sido revelada desde hace algunos días por una escueta nota de la Industria Alimentaria.

Para la activista la situación será bastante difícil en los próximos días, aunque Díaz-Canel haya querido minimizar el asunto en televisión.

Por su parte, el periodista Henry Constantín, director de La Hora de Cuba, comenta que el Gobierno reconoce que «la situación del combustible está mal y seguirá así, mínimo, por unos cuantos días más», cuestión «que en 2018-2019 se ha hecho la norma, que cada cierto tiempo escasea algo; el combustible lleva meses dando problemas y parece que va a tener un tope negativo».


«Esperemos que esta nueva, esta drástica carencia que se va a sumar, no lleve a la tranquilidad a la ciudadanía, sino que la haga reaccionar con un poco más de energía de la que ha reaccionado antes cuando faltó el pan, cuando faltó el aceite y las demás cosas que han faltado», indicó el reportero.

Constantín tiene la esperanza de que los cubanos se acaben de dar cuenta que es necesario reclamar la libertad.

«Desde hace un par de años, [el cubano] viene sufriendo con la escasez, sobre todo de alimentos en las tiendas por divisas; apagones, sobre todo fuera de La Habana, y desde luego la escasez de divisas que tiene el gobierno, de dólares sobre todo…», explicó el periodista independiente Iván García, desde La Habana.

García opina que se trata de «un período especial 2.0», con nuevos problemas para los nacionales.

Mientras Antonio G. Rodiles, director del grupo Estado de Sats, dijo que el hecho de reconocer que todo está en espera de la llegada de un barco, ofrece una idea de la fragilidad que tiene el régimen.

Rodiles también auguró más represión orientada hacia el control de la disidencia, para el activista los próximos meses pueden definir el futuro de Cuba.

El directo de Estado de Sats detalla que la cúpula gobernante ha dejado claro que no tiene intención de emprender procesos de transformación de ningún tipo, al contrario pretende ejercer más control sobre los ciudadanos.

«Esta pantomima informativa de hoy, que fue una cortina de humo con consignas y frases triunfalistas para intentar esconder la gravedad de la crisis», escribió la periodista independiente Yoani Sánchez en sus redes sociales, en referencia a la aparición de Díaz-Canel en televisión.