Captura de pantalla CubaNet

Cubanos residentes en el edificio 1353 de la Calzada de 10 de Octubre, en la barriada de La Víbora, en La Habana, se han visto obligados a lanzar sus heces por los balcones debido a las terribles condiciones en las que viven.


Dormimos con un ojo abierto y otro cerrado. Si el gobierno no nos ayuda, somos conscientes de que un día el edificio nos va a enterrar», dijo un vecino a la web de noticias CubaNet.org.

«Llovían aguas albañales. Lo mismo caían granos de frijoles que restos de excrementos» dijo otro residente del edificio.

El edificio tenía baños colectivos que tuvieron que ser clausurados por la tupición llegando al punto de tener que lanzar las heces por los balcones del lugar.

Otros se quejaron de que el agua corre por las paredes obligándolos a cubrir el televisor con plástico para que no se les dañara.

El problema de la vivienda en Cuba tiene a muchísimas familias viviendo en lugares donde peligra su vida o viven en condiciones de insalubridad.