Migrantes cubanos en Islas Caimán (Imagen tomada de Martí Noticias)

Aunque su estatus migratorio en Islas Caimán está aún sin definir, tras siete meses encarcelados una docena de migrantes cubanos podrán residir en viviendas vigiladas y se les permitirá moverse con libertad entre las 6:00 am y las 9:00 pm, reporta Martí Noticias.

Los diez cubanos y un ciudadano nicaraguense han estado desde septiempre pasado de una a otra instalación penitenciaria y/o centro de detención, con un monitor electrónico en sus tobillos.


Las autoridades han decidido trasladarlos a viviendas especiales, ya que según comunicado del gobierno esta semana le resulta más economico al estado.

En enero, un grupo de ocho que se encontraban en el Centro de Detención de Inmigración de George Town, la capital de Islas Caimán, llevó a cabo una huelga de hambre, en protesta por el tratamiento de sus solicitudes de asilo y las condiciones que sufren.

Los cubanos que han llegado a Islas Caimán están molestos por la manera en que se gestionan sus solicitudes de asilo, su acceso a abogados bilingües y las restricciones de comunicación telefónica, ha dado a conocer en varias ocasiones el Gobierno de ese territorio británico de ultramar, dependiente de Reino Unido.

A los cubanos también les confiscaron cinco teléfonos celulares por razones de seguridad, según las reglas locales, los detenidos pueden realizar llamadas por solamente 10 minutos a la semana desde una línea fija, pero pueden recibirlas las 24 horas del día.


Los isleños alegan ser refugiados, no inmigrantes económicos, por lo que exigen sus derechos sean respetados, de ahí que realizaran una huelga de hambre en respuesta a la acción de decomisarle sus teléfonos.