Cola de autos en Cuba. Foto: Captura de pantalla

Yovan Orlando, un cubano residente en Miami, pasó 5 días en cola en Cuba para comprar un auto de uso y sin garantías por 80 mil dólares.

Orlando compró un Toyota Land Cruiser 4×4 del año 2011 con 6.000 kilómetros de uso.


«Por mi familia hago cualquier cosa» dijo el joven a la agencia EFE.

Los autos que según el gobierno tienen un 10% de descuento, están a precios desorbitantes y abusivos como el Toyota que se compró Orlando.

El gobierno de Cuba le pone un impuesto del 800% a los autos que vende en la isla.