Cubano prefirió ceder su camilla a una niña, y el oxígeno a una anciana en un policlínico de Artemisa/Imagen tomada de redes sociales

Cubano dio una muestra impresionante de solidaridad cediendo su cama y el tratamiento con oxígeno en el Policlínico Flores Betancourt del municipio de Caimito, en Artemisa.

Su amigo Oscar Milián Crespo le dedicó unas palabras en redes sociales, ante la admiración que siente hacia este hombre.


«¡QUE CLASE DE HOMBRE ERES, MI HERMANO! Quizás por esto me busque un regaño de alguien pero lo tengo guardado en mi pecho desde el día 30 de julio pasado y lo tengo que decir. Este hombre sencillo, humilde, trabajador, serio, disciplinado, y siempre quitándose lo poco que tiene para compartirlo con los demás, forma parte de mi familia desde hace algunos años. Encontrándose en plena faena en su centro laboral, en el horario de la mañana, comenzó a sentirse un poco mareado y agotado, y al trasladarlo sus compañeros de trabajo hacia el Policlínico Flores Betancourt del municipio de Caimito, la doctora de guardia le diagnosticó una hipertensión arterial (HTA) bastante elevada y descompensada, por lo que fue necesario ponerlo en observación durante muchas horas, medicarlo y ayudar su respiración con oxígeno artificial», explicó Crespo.

Al enterarse del estado en el que se encontraba Nelson Alvarez Labrada, el paciente, Crespo y su esposa fueron rápidamente hacia el centro de salud.

«Varias horas sufrí junto a él y otros familiares el estado en que se encontraba, me quité mi gorra y la agité durante largo rato para refrescar el ambiente y su cuerpo mojado hasta ver que su estado físico fue mejorando y disminuyó la sudoración de manera paulatina; varios profesionales de la salud pública estuvieron al tanto de su situación», contó el amigo.

«Ya en horas de la tarde, cuando podía valerse por sí mismo pero sin estar totalmente restablecido, al escuchar que una niña se encontraba con un fuerte dolor y necesitaba de una cama, porque todas estaban ocupadas, y que una anciana recién llegada a la unidad asistencial requería de un botellón de oxígeno, este hombre fue capaz de levantarse como un resorte y brindar con mucho amor lo que horas antes había salvado su vida», confesó.


«Estoy seguro que esas acciones de este amigo,este hermano, no las voy a olvidar, y es que así son muchos cubanos, solidarios y dispuestos a ayudar, sobre todo en los momentos difíciles que es cuando se conoce de verdad los valores de los seres humanos», añadió.

Desde finales de junio Cuba está viviendo el peor colapso sanitario de su historia, coincidiendo con las elevadas cifras de enfermos de Covid-19, y la falta de insumos y medicamentos básicos para hacer frente a la caótica situación.

El régimen cubano se ha visto obligado a reconocer la crisis que hay con el oxígeno artificial en el país.

Según el ministro de Salud Pública, José Ángel Portal, el problema con el oxígeno medicinal tiene relación con la rotura de una pieza que ha dejado paralizada a la principal planta productora de Cuba.

Actualmente solo está en funcionamiento la planta de Gases Industriales De Santiago de Cuba, que solo suministra un 5% de oxígeno medicinal, la sucursal de La Habana, encargada del 95% de este gas no está operando en este momento, debido a la rotura.