Colas en Cuba/Imagen de archivo

Los cubanos ya están hartos de las mentiras del régimen, que lo mismo responsabiliza al embargo, a Donald Trump, o al mismo pueblo de la Isla, con tal de no reconocer su ineficiencia, y permitir un cambio de sistema, que es lo que ansía la gran mayoría afectada durante décadas por el castro-comunismo.


«Ya se acabaron los coleros. Después de una semana desaparecieron los coleros de toda la isla, una pregunta: ¿Se solucionó el problema de la escasez? ¿Ya hay pollo para todo el mundo? ¿No? ¿Y entonces de quién es la culpa de la escasez?, ironizó en redes sociales un cubano identificado como Julio Rodríguez González.

Captura de pantalla/Facebook

«Ya se destaparon con las tiendas en MLC (moneda libremente convertible), y no tienen como seguir culpando al bloqueo. Ahora no pueden echarle la culpa a los coleros porque ya no hay. ¿Entonces de quién es la culpa, del cambio climático?», añadió.

«Puedes estar seguro de que la culpa nunca llega al piso, la culpa es del bloqueo», comentó la usuaria Abigaíl Corzo.

El Gobierno cubano lleva semanas persiguiendo a los «coleros», revendedores, y acaparadores en la Isla, la prensa estatal ha dicho que estas personas son peor que el Covid-19, y se ha prestado para hacer campañas en su contra, y ponerse como siempre del lado del régimen.