Fidel Martín un cubano que llegó de Cuba a EEUU, ha vivido la peor pesadilla de su vida, y se declara víctima de una injusticia.

El antillano estaba en casa de un amigo, cuando tocaron a la puerta para entregar un paquete, y él salió a recibirlo.

«No llegué ni a tomar el paquete, hice el ademán de firmar y ya tenía las pistolas arriba, no me dio tiempo ni a saber el peso que tenía», confiesa Martín, que fue víctima de una confusión por la que estuvo 12 días preso, y aún hoy experimenta las consecuencias.


Se trataba de un paquete que contenía droga, en ese momento el cubano fue arrestado por supuesta posesión de la sustancia prohibida.

«En la misma celda con asesinos, con drogadictos, con gente que le pedía 50 (años) o de por vida», reveló.

En septiembre de 2016 Martín logró salir bajo fianza, tras pagar un monto de 750 dólares, al mes siguiente la corte declaró inocente al cubano.

Sin embargo las consecuencias aún persisten, cada vez que intenta aplicar a un nuevo empleo, aparece la huella de su paso por una prisión, a pesar de su inocencia.

La abogada Lissete Sánchez entrevista por Telemundo 51 explicó que «el asunto es que cuando uno ha cometido un delito, o ha sido acusado de cometer un delito, esto es información pública, entonces esa información pública puede estar al acceso de cualquier persona».

Sánchez agregó que dependiendo de si contrata abogado o no, en referencia al caso para borrar su récord, le puede salir entre 500 a 1.000 dólares.

Pero el cubano argumenta que no tiene esa suma, y le pide a la comunidad que le deje demostrar que es un hombre honrado.

(Con información de Telemundo 51)