Una madre cubana quedó en estado de coma, y el recién nacido murió en el Hospital Gineco-Obstétrico América Arias, conocido como Maternidad de Línea en El Vedado, y la familia de las víctimas protagonizaron una protesta en el centro de salud, responsabilizando al doctor Julio César, jefe de la sala de Obstetricia del hospital materno, recoge un vídeo del portal de noticias de Cuba, Enganchate A lo Cubano.


Según denuncia de la familia de la joven, el médico no le proporcionó la debida atención a la embarazada, por lo que el feto se asfixió con el cordón umbilical, y la madre del bebé ha quedado en estado de coma.

Aproximadamente a las 12:00 am, la gestante tenía tres centímetros de dilatación, y el cuerpo médico se negó a inducirle el parto, explicó la madre de la joven embarazada, visiblemente alterada, por lo que la muerte de la criatura, y el estado de gravedad en que se encuentra la hija de la mujer que protesta, se deben a una negligencia de los galenos en ese hospital habanero.

En el vídeo se escuchan comentarios de otras mujeres, quejándose de las condiciones y atención del Gineco-Obstétrico América Arias.


El padre del bebé también denunció el sufrimiento de su pareja, y la falta de atención de los médicos, ante varios cubanos que grababan el episodio.

En Cuba la violencia obstétrica, como se le suele llamar al maltrato por parte de médicos y personal de la salud a las gestantes, es algo común que ha sucedido durante años, y a menudo se naturaliza, sin que quede registro alguno de este tipo de malas prácticas.