Cubana denuncia le entregaron un cuerpo que no era el de su padre, por negligencia del Hospital Nacional/Imagen tomada de redes sociales

Una cubana identificada como Mariam García Sánchez denunció en redes sociales, que le dieron el cuerpo de otro fallecido para que lo enterrara como su padre, por negligencia del Hospital Nacional, en La Habana.


En su explícito post en Facebook, García Sánchez revela que su progenitor había muerto desde el pasado 21 de enero a causa de una insuficiencia respiratoria por un tumor en el pulmón derecho; ella fue rápidamente al hospital para reconocer su cuerpo, pero allí le informaron que tenía que esperar a que lo llevaran a la funeraria.

En la mañana del 25 de enero, me enteré por mediación de una trabajadora social q mi papá había fallecido en el hospital…

Publicada por Mariam Garcia Sanchez en Domingo, 31 de enero de 2021

«Veo el acta de defunción que estaba encima de la mesa y decía que había fallecido el día 22 a las 3 de la tarde🤔. Nada, hice todos los trámites pertinentes y me dirigí a la funeraria a esperar a mi papá», detalló.

El 25 de enero a las 5:00 pm fue que llegó el carro fúnebre, y entonces ella descubrió que el fallecido no era su padre.


«Indignados, mi cuñado se monta en el carro fúnebre para devolver el cuerpo al Nacional y cambiarlo por el de mi papá perooo, ya no quedaba ningún cadáver en la morgue…. Mi cuñado, luego de tanto preguntar y ellos, sin saber dónde estaba, finalmente le dicen que habían cambiado los cuerpos y le habían dado a la familia del que me mandaron a mí, el de mi papá y estos, le habían dado sepultura a las 4:35 pm de ese mismo día», indicó.

Cuando fue a reclamar al día siguiente al hospital, la jefa del departamento de admisión (María) y (Martica), jefa de Seguridad social, se excusaron diciendo que allí lo habían atendido adecuadamente, que el error era culpa de la morgue.

Al padre de García Sánchez lo enterraron con el nombre de Ovidio en el cementerio de Calabazar.

El pretexto que usaron fue que ambos fallecidos se parecían físicamente, sin embargo la denunciante lo desmintió, argumentando que su papá era de tez blanca, ojos verdes, pelo canoso, facciones finas y 62 años, mientras la otra persona venía de un hospital psiquiátrico, era calvo, tenía 80 años y mulato.

Las autoridades aún no resuelven el caso, luego del trabajo que le costó que la policía recogiese la denuncia, porque tampoco querían hacerlo.

Mariam García Sánchez acusa al Hospital Nacional por daños, prejuicios y negligencia médica.