El jueves Cuba y España firmaron un acuerdo en el que ambas naciones se comprometen a mantener contactos políticos anuales en los en los que dialogarán de asuntos específicos, como los derechos humanos, la rúbrica del convenio se dio en el contexto de la visita oficial del presidente del Ejecutivo español Pedro Sánchez a La Habana, informa CubaNet.

El memorándum de entendimiento fue firmado por el canciller español Josep Borrell, y su homólogo cubano Bruno Rodríguez, durante un acto en el que estuvieron presentes Sánchez, y el gobernante del país caribeño Miguel Díaz-Canel.

El socialista Pedro Sánchez no se reunirá con los opositores al régimen castrista en la Isla, dio a conocer el Gobierno español, pero sí se ha garantizado que durante su visita a Cuba se abordaría el tema de los derechos humanos.

Leyendo entre líneas España priorizará sus acuerdos comerciales con La Habana, dejando en un segundo plano las libertades de los cubanos dentro de la Isla, la firma del memorándum intenta acallar las críticas de quienes han lamentado la reunión de un presidente español con el ilegítimo presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de Cuba.


Según el memorándum reuniones anuales propiciarán el contacto político permanente, en las que se tratarán temas que se consideren oportunos para ambos países.

El texto del acuerdo recoge de manera explícita que entre los asuntos que mediante «un diálogo franco» se tratarán anualmente estarán los derechos humanos, de acuerdo a fuentes españolas.

El ministro de Cultura cubano, Alpidio Alonso y Borrell por la parte española, firmaron otro acuerdo para la difusión de la cultura de ambas naciones respectivamente.

El mandatario cubano y su homólogo español abordaron temas como la situación de América Latina, la presencia de empresarios españoles en Cuba, el cambio climático, y la cooperación en diversos sectores, además de la visita de Estado de los reyes de España a la Mayor de las Antillas, que ha quedado pendiente.

Según fuentes españolas, Sánchez comentó la ilusión que le haría a su Ejecutivo que Felipe VI y doña Letizia pudieran visitar La Habana en 2019 con motivo de la conmemoración del 500 aniversario de la vieja urbe, y Díaz-Canel acogió esa posibilidad de forma positiva.

El presidente del Gobierno español se reunió con el designado Jefe de Estado cubano, primero a solas, y luego con sus respectivas delegaciones.

Para hoy viernes 23 de noviembre, Sánchez tiene en su agenda participar en la gran cumbre empresarial, en la que además se darán cita más de 20 empresarios que viajaron con él a la Isla, desde Madrid, la misma tendrá lugar en el lujoso Hotel Grand Packard.

Tiene previsto también recorrer las calles de La Habana Vieja, y presidir un acto que en el que participará la «sociedad civil cubana».