Miguel Díaz-Canel

El designado gobernante cubano Miguel Díaz-Canel visitó la provincia de Sancti Spíritus para chequear el cumplimiento de las medidas ante la actual situación energética, durante el encuentro, el líder comunista aseguró que la normalidad hacia la que van los cubanos «será distinta, con más ahorro y eficiencia porque lo reclama la economía», recogió la estatal Prensa Latina.


Según CubaNet, que cita reporte de la prensa estatal, el sustituto de Raúl Castro dijo que las medidas de ahorro impuestas al pueblo se quedarán para siempre.

Asimismo señaló que había que «potenciar la austeridad y el ahorro bajo el concepto de proteger a la población, no permitir la subida de precios, especulación y acaparamiento».

Díaz-Canel también «exhortó» a cumplir «los planes programados para la agricultura, en especial la preparación de las tierras para la siembra de caña, con la utilización de bueyes, así como mantener la tracción animal en otros usos».

En medio de la escasez de combustible que afecta todos los sectores en el país, el gobernante aseguró que «aún cuando llegue la cantidad contratada, tendremos que seguir aplicando ciertas medidas de austeridad ante las nuevas acciones y hostilidad del gobierno de Estados Unidos con su persecución naviera».


«Hay medidas que deberán quedarse para siempre, aunque tengamos chorros de combustible», explicó, alegando que algunas cosas que «se ejecutaron durante el Período Especial se abandonaron y nos acomodamos a lo que teníamos después».

«…A la normalidad a la que vamos cuando salgamos de la situación actual será una normalidad distinta, con más ahorro», reiteró.

El ministro de Economía y Planificación, Alejandro Gil Fernández salió en defensa del discurso de Díaz-Canel y habló de la necesidad de «sistematizar las medidas de ahorro».