Miguel Díaz Canel

A solo horas de la manifestación del 15 de noviembre la dictadura cubana retiró las credenciales de prensa a periodistas de la Agencia EFE.

El equipo tres reporteros, un fotógrafo y un camarógrafo recibió una citación urgente al Centro Internacional de Prensa, donde se les informó que debían cesar de inmediato sus labores.

Los agentes castristas no dieron ninguna razón a los periodistas y tampoco les aclararon si la suspensión era temporal o de forma permanente.

La dictadura se prepara para reprimir a los manifestantes que salgan a la calle y no quiere que queden imágenes de los abusos que se cometen contra esos que pacíficamente piden un cambio en Cuba.