«Cuba no se fue de mi»: la canción más profunda de Orishas (Imagen captura de pantalla YouTube)

Orishas es quizás la agrupación musical cubana que más tributo le ha rendido a la cultura de la Isla, pero esta entrega de su nuevo tema musical Cuba no se fue de mi, le apretará el corazón a cada cubano que la escuche, y que sienta ese dolor no por emigrar, sino por la necesidad de haber salido de manera forzada de su tierra.


Yotuel Romero, Hiram Riverí Medina (Ruzzo) y Roldán González pusieron alma y melodía al nuevo audiovisual grabado entre La Habana y París, que termina siendo un canto a la nostalgia y a esa despedida sin retorno que ha dejado marcas en cada cubano de dentro o fuera de la Isla.

En el videoclip aparecen símbolos y elementos que nos unen a todos, y que conforman nuestra cultura, como el dominó, y los girasoles, los que acompañaron a los activistas de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) en Santiago, el pasado 8 de septiembre, junto a su líder José Daniel Ferrer, y a los que se reunieron a 90 millas para apoyarlos y celebrar el Día de la Patrona de Cuba, la Virgen de la Caridad del Cobre.


Orishas dice es tiempo de «cambiar» en su nueva canción a todas luces triste, pero entre líneas se puede leer mucho más, tal vez sin sospecharlo, un mensaje de apoyo para los presos políticos, y para un pueblo desahuciado, pero que al menos hoy está más cerca de la toma de conciencia, detrás de eso cabe un rayo de esperanza.