Cuba empezará a vender mascarillas de producción nacional en las tiendas en dólares/Imagen tomada de Local 10 News

Cuba empezará a vender nasobucos desechables en las tiendas en dólares a finales del mes de junio, los mismos son de producción nacional, dio a conocer la estatal Agencia Cubana de Noticias (ACN).

Según la directora general de la Empresa de Confecciones Textiles Unimoda, Maribel Rodríguez Argüelles, la venta de este medio de protección, escaso desde que comenzó la pandemia en 2020, iniciaría dando prioridad al sector de Salud Pública.


«Igualmente accederían primero a este recurso organismos con alto riesgo de contagio como Turismo, Transporte y Comercio, entre otros, antes de iniciar con las ventas a la población», sostuvo la directiva.

«La comercialización de mascarillas desechables en la red de tiendas incluiría a los establecimientos en Moneda Libremente Convertible (MLC) y otros en moneda nacional (MN) a precios muy asequibles a la población», agregó Rodríguez Argüelles, sin llegar a revelar los precios que tendrán los nasobucos.

La minindustria que comenzará a fabricar mascarillas para la venta a nivel nacional, aún se encuentra en fase de prueba y puesta en marcha, en lo que evalúan la eficiencia del proceso productivo.

Asimismo esperan perfeccionar la capacitación del personal de trabajo, integrado fundamentalmente por estudiantes de la Universidad de Matanzas.


De acuerdo a la directiva, la tecnología moderna permitirá confeccionar, esterilizar y empaquetar alrededor de un centenar de unidades por minuto en dos líneas de trabajo, que pudieran traducirse en unas 84.000 mascarillas por cada jornada laboral de ocho horas.

«Cada mascarilla se dispone de tres capas, dos de ellas de telas no tejidas (spunbond) y un filtro intermedio (meltblown) que garantizarán seguridad y confort, además de sumar otros valores agregados como la esterilización y el empaquetado», indicó.

En anteriores ocasiones el régimen ha recibido mascarillas como parte de donaciones de los gobiernos de Japón, Alemania, y China, entre otros. Aunque mayoritariamente los cubanos han tenido que recurrir a confeccionar los nasobucos de forma casera.

No obstante, pese a la acentuada crisis que Cuba ha vivido en los últimos meses de pandemia, ahora a más de un año de que se reportara el primer caso de Covid-19 en la Isla, es que el gobierno iniciará la fabricación de nasobucos, y para colmo buscará comercializarlos en las controvertidas tiendas en moneda libremente convertible (MLC).