Crisis con los medicamentos en Cuba empeoraría la calidad de vida y condición de pacientes psiquiátricos/Imagen tomada de CubaNet

Médicos residentes en Cuba revelaron a Radio Martí que la escasez de psicofármacos en la isla compromete el tratamiento de personas con enfermedades mentales, y la situación podría empeorar la calidad de vida y condición de estos pacientes.


Según estimados del portal especializado Infomed, unos 170 mil cubanos sufren demencia actualmente, por lo que para dentro de diez años el número de enfermos mentales podría ascender a 260 mil, y podría llegar a medio millón para 2050.

Dentro de los fármacos en falta se enlistan las Benzodiacepinas, como el Alprazolam, y otras para tratar a pacientes que sufren de insomnio, ansiedad, y ataques de pánico.

El doctor Santiago Márquez Frías, desde Manzanillo, Granma, dice que la situacion es muy compleja allí, y que existen muchos pacientes de psiquiatría que estan expuestos a riesgos mayores, por no medicarse.

De acuerdo al galeno, «hay un serio faltante de los medicamentos para personas con tratamientos psiquiátricos. Faltan sedantes como el Clodiazepóxido, antipsicóticos como la Clorpromazina en tabletas de 100 mg y la Tioridazina de 25 mg, que se usa en los pacientes esquizofrénicos. Todo esto contribuye a que estas personas no tengan control sobre su enfermedad, y llegue el momento en que se dispare la descompensación de su cuadro clínico, algo que nadie desea».


Mientras el médico traumatólogo Ramón Zamora, residente en Holguín, explica que sin un tratamiento adecuado, se incrementan los ingresos hospitalarios en las instituciones de salud mental, en pésimas condiciones la mayoría.

«Los pacientes con esquizofrenia, quienes tienen, por ejemplo, alteración de la conducta en muchas oportunidades y se ponen agresivos, pues simplemente lo que hacen es ponerle un tipo de sedación en algún cuerpo de guardia de un hospital y mandarlo nuevamente para la casa, porque no hay espacio en la clínica especializada, es un problema netamente de la familia», indicó el doctor Roberto Serrano, que vive en Santiago de Cuba.

El periodista independiente Jorge Bello, cuenta que desde hace cuatro meses los pacientes psiquiátricos de Güira de Melena, provincia de Artemisa, no reciben los medicamentos necesarios para su tratamiento por el tarjetón.

«Aquí el medicamento indicado, que lo necesitan para estar estables esas personas, no se lo están suministrando en las farmacias», precisó.

William Tamayo, un comunicador de Holguín expresó de igual modo su preocupación al ver un aumento de personas no estables mentalmente pidiendo limosnas en las calles, ante la imperiosa necesidad que se está viviendo en Cuba.