Downtown Miami. Foto Cuba en Miami

Emigrar no es fácil para nadie, los cubanos desde el 59 se han visto por diferentes razones obligados a vivir en otros países buscando un futuro mejor.

La adaptación nunca es fácil, aunque en Miami los cubanos han logrado formar una comunidad grande y lo suficientemente fuerte para que muchos la consideren una segunda Cuba, pero la vida nunca es igual.


Algunas cosas cambian, algunas superficiales y otras que cambian la esencia de las personas.

Aquí les dejamos algunas de las cosas que cambian para los cubanos que viven en el extranjero.

1. La forma de hablar

Aunque el acento y la forma de articular se mantienen, siempre adoptamos palabras del lugar donde estamos e incluso las combinamos creando un nuevo vocabulario.


2. La forma de ver Cuba

Mientras un cubano vive en Cuba, la isla es ese lugar donde nació y que ama, pero del que quiere salir de alguna manera. Una vez en el extranjero Cuba pasa a otra dimensión completamente.

Comienzan a aparecer las banderas de Cuba en la casa, en el auto, en la ropa y quien hable mal de ella es un enemigo para toda la vida.

3. El dinero

En Cuba el dinero escasea, muchas veces no se tiene ni para necesidades básicas pero los cubanos son felices a pesar de todo. Fuera de Cuba la cosa cambia un poco, el dinero se vuelve una obsesión producto de la sociedad y estilo de vida. No tener dinero llega a ser muy frustrante para muchos cubanos que a veces incluso prefieren regresar a Cuba.

4. El tiempo

Una de las cosas que más impresiona a los cubanos en el extranjero es lo rápido que pasa el tiempo, los días se acaban y te quedas con esa sensación de que te faltan cosas por hacer. En Cuba el tiempo va a su ritmo caribeño, los días parecen eternos.

5. La comida

En el extranjero la comida cubana no sabe igual, ese plato de frijoles negros que recordábamos de Cuba en el extranjero nunca lo probaremos igual.

También muchos en el extranjero descubren otra manera de apreciar la comida y disfrutarla.

6. La música

Los cubanos llevan la música y el baile en la sangre, pero nunca la aprecian más que cuando están fuera de Cuba. En el auto de un cubano no puede faltar música cubana, ya sea reguetón, salsa o clásicos de los 50.

Muchas más cosas cambian en la vida cotidiana para los cubanos cuando viven en el extranjero, para muchos para bien para otros no tanto, la realidad es que por desgracia los cubanos tienen más oportunidades fuera de Cuba que en su propia tierra y por eso toca adaptarse a vivir en fuera de la isla.