Correos de Cuba aclara que sus trabajadores no son «ladrones»/Imagen de archivo

A través de una nota publicada en el portal oficialista Cubadebate, la estatal Correos de Cuba ha negado que sus empleados sean «ladrones» como los han calificado clientes en la Isla, que han recibido paquetes del exterior vacíos o con la sorpresiva ausencia de algunos productos que esperaban, recoge Diario de Cuba.

Según la empresa, las denuncias forman parte de una supuesta «campaña mediática organizada y financiada desde EEUU contra el Gobierno cubano y sus instituciones».


La nota publicada por la prensa oficial dice así: «se ha desplegado un número no despreciable de acusaciones contra los trabajadores de Correos de Cuba en correos electrónicos, perfiles personales y plataformas en las redes sociales, acusándonos de ‘ladrones, delincuentes, aprovechados… entre otros términos, que se plantea son los que más está usando la ciudadanía cubana para referirse al trabajo que realiza Correos de Cuba en la entrega de los envíos de paquetería que se envían desde el extranjero».

La autenticidad de estas denuncias fueron puestas en dudas por la entidad estatal, que aseguró las mismas se debieron a una campaña de «difamación».

Sin embargo, Correos de Cuba afirma que las quejas expresadas no corresponden con la realidad.

El organismo detalló que a diario unos 4.000 visitantes los contactan a través de internet, y sugirió los mismos tienen buenas opiniones de los servicios de Correos de Cuba.


La empresa dijo además que «decir que quienes trabajamos en Correos de Cuba somos unos ‘ladrones, delincuentes, aprovechados…’, es totalmente injusto e incierto, lo cual se puede comprobar fácilmente en los comentarios que expresan nuestros clientes y que están públicos en internet en la página web…»

«Los trabajadores de Correos de Cuba somos, como norma, personas honradas, honestas, humildes, laboriosas, consagradas a la labor de servir al pueblo y con un alto sentido de pertenencia a su organización», subrayaron.

Aunque en el comunicado también tuvieron que reconocer que, «como en cualquier otra entidad cubana, puede que existan algunos pocos que lamentablemente, en ocasiones, cometen indisciplinas, violan los procedimientos o incluso son autores de hechos delictivos (…)».

«Cuando se han producido ese tipo de hechos se investigan con rigor, se adoptan las medidas necesarias para evitar que se repitan y a los responsables se les aplican las medidas disciplinarias y administrativas y, cuando corresponde, son puestos a disposición de las autoridades policiales y judiciales», indicaron.

«No se permite ni existe impunidad ante lo mal hecho y mucho menos ante este tipo de hechos», añadieron.

Al tiempo que admitieron este 2020 han recibido «algunas reclamaciones por expoliaciones y cambio de contenido de algunos envíos de paquetería».

El número de reclamaciones según Correos de Cuba fue de 32 hasta el cierre del mes pasado, una cifra que solo representa el 0,03% «de los cientos de toneladas con millones de envíos de paquetería que, en cifras récord» que han recibido, procesado y transportado este año.

Luego precisan que «la mayoría de los clientes» que los contactan expresan «preocupaciones e insatisfacciones por la demora en la entrega de los envíos a los destinatarios».

Para finalmente decir que las demoras se han debido a la suspensión de entrada de aerolíneas internacionales al país desde marzo hasta el mes pasado, a causa de la pandemia de Covid-19.