Corea del Norte dijo el domingo que la prueba de un misil balístico de tierra a tierra demostró que es capaz de llevar una gran ojiva nuclear hasta Estados Unidos, informó la agencia estatal de noticias KCNA.

El líder del país, Kim Jong Un, supervisó el lanzamiento del misil Hwasong-12 que alcanzó una altitud de 2,111.5 kilómetros (1,312 millas) y voló 787 kilómetros (489 millas), dijo KCNA. Eso es más alto y más cercano a Rusia que otras pruebas de Corea del Norte, según funcionarios estadounidenses.

La prueba estaba «encaminada a verificar las especificaciones tácticas y tecnológicas del recién desarrollado cohete balístico capaz de llevar una ojiva nuclear pesada de gran tamaño», dijo KCNA.

Funcionarios estadounidenses dijeron que el misil lanzado cerca de la ciudad de Kusong, en el oeste de Corea del Norte, voló a través del país y hacia el Mar de Japón / Mar del Este, golpeando el agua a unos 60 kilómetros de Vladivostok en el este de Rusia.


Corea del Norte advirtió a Estados Unidos que no provoque a la nación, diciendo que «las operaciones continentales y del Pacífico» están dentro del alcance de los misiles norcoreanos, dijo KCNA.