Como parte del movimiento nacional March to Keep Families Together (Marcha para mantener a las familias unidas), y en rechazo a la política de “tolerancia cero” de inmigración de EEUU; activistas comunitarios de Florida han anunciado una protesta para el sábado 23, frente al centro de acogida de menores indocumentados en Homestead.

El presidente de Florida Immigrant Coalition (Coalición de Inmigración), Tomas Kennedy, dijo que “la separación de menores de sus padres no tiene precedente y no puede ser permitida”.

“Es cruel. Es bárbaro. Y solo castiga a quienes vienen aquí en busca de una vida mejor”, agregó.

Ayer martes, el senador demócrata Bill Nelson, y la legisladora demócrata Debbie Wasserman Schultz intentaron visitar el centro de detención en Homestead, sin embargo fueron impedidos de ingresar.


“Nos dijeron que tenemos que pedir permiso dos semanas antes de planear la visita. Eso es ridículo”, comentó a la prensa el senador demócrata, haciendo alusión a una autorización que concede el Gobierno federal, a través de Health and Human Services Department (Departamento de Salud y Servicios Humanos), que administra el centro.

El Homestead Temporary Shelter (Albergue Temporal) para niños fue establecido en 2015, durante el mandato de Barack Obama, cuando miles de pequeños sin padres arribaron a la frontera de EEUU.

Luego fue abandonado, y el actual Gobierno estadounidense lo reabrió el pasado mes de marzo.

Un informe preliminar arroja que aproximadamente 1.200 menores son acogidos en el centro, incluyendo unas 400 niñas, y 90 varones que proceden de familias separadas.

Los activistas subrayaron que la marcha dará inicio a las 4:00 pm en las inmediaciones de 288 Street y 137 Avenue, en Homestead.

(Con información de Diario Las Américas)