Foto de archivo (ClickOrlando)

Un total de 53 casos de coronavirus COVID-19 han sido confirmados por las autoridades sanitarias de Estados Unidos, hasta la fecha, 26 de ellos fueron contagiados en el crucero Diamond Princess, que estuvieron en cuarentena en Japón, y que llegaron a territorio estadounidense la semana pasada, informa Telemundo 51.


Al tiempo que una farmacéutica de Estados Unidos envió una vacuna experimental contra la enfermedad, para efectuar las pruebas.

18 estadounidenses que estuvieron a bordo del buque dieron positivo, otras 10 personas resultaron infectadas con el coronavirus en Japón, de acuerdo a los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC).

Los pasajeros del crucero Diamond Princess se encontraban en medio de una «propagación significativa de COVID-19», que llevó a las autoridades a considerarlos en «alto riesgo de infección», según Nancy Messonnier, directora del Centro Nacional de Inmunización y Enfermedades Respiratorias, que forma parte de los CDC.

Unos 329 estadounidenses que estuvieron en la embarcación retornaron al país a bordo de dos vuelos fleteados por el Departamento de Estado, la semana pasada.


Ambos fueron puestos en cuarentena en dos bases militares en Texas y California, sostuvo el medio hispano de noticias.

Este lunes además de los 36 casos de coronavirus que estuvieron a bordo del Diamond Princess, otros 3 fueron también repatriados pero en este caso desde la provincia china de Wuhan, donde se originó la epidemia.

Datos actualizados detallan que los restantes 14 corresponden a personas diagnosticadas en suelo estadounidense, ocho de los cuales fueron identificados en California y dos en Illinois.

Un caso se registra por ahora en Massachusetts, Arizona, Wisconsin y en el estado de Washington.

Hasta la fecha se han diagnosticado 77,150 casos de COVID-19 en pacientes de China, con 2,592 muertes en el gigante asiático, de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), que advirtió ayer el mundo debe prepararse para una pandemia.