Aliesky Aguilera, médico cubano de 36 años de edad, ha sido condenado a a seis años de cárcel por violación sexual en un hospital de Portugal.


El cubano estaba bajo proceso judicial desde el 2016 después de ser arrestado en su puesto de trabajo en el hospital Divino Espíritu Santo en Ponta Delgada Isla de San Miguel.

Según el Ministerio Público, el «acusado quiso y consiguió a través de los actos médicos poner las ofendidas en la imposibilidad de reaccionar, obligándolas a mantener un comportamiento de naturaleza sexual».

Antes de llegar a las Azores a trabajar en el Hospital del Espíritu Santo, Aliesky Aguilera trabajó en Foros centro de salud Salvaterra, municipio de Salvaterra de Magos (Santarém), en virtud de un protocolo firmado por Portugal y el Gobierno cubano.