Condenados a penas de entre tres y 24 años de cárcel cubanos acusados de haber descarrilado un tren en La Habana/Imagen tomada de Cubadebate

Condenados a penas de entre tres y 24 años de cárcel los cubanos acusados de haber descarrillado el tren Mariel-Habana-Cárdenas, en 2019, según informó la prensa estatal este jueves, recoge Diario de Cuba.

La pena más baja de tres años de privación de libertad fue impuesta a Yoandris Ortiz Meriño, mientras Miguel Ángel Rodríguez Batista, Raidel Sánchez Mayedo, Joaquín Camejo Corrales y Lázaro Yerson Ramos Salín recibieron condenas de entre 17 y 24 años de cárcel.


Según los jueces de la Sala de los Delitos contra la Seguridad del Estado del Tribunal Provincial Popular de La Habana, estos cubanos fueron acusados de «sabotaje, previsto en los Artículos 140.1 a) y 105 c) y ch) del Código Penal».

De igual modo la sentencia también tuvo que ver con otros actos contra la seguridad del Estado, regulados en el Artículo 128 de la propia norma legal.

Asimismo recibieron sanciones accesorias, entre ellas restricciones migratorias, que los dejó sin derecho a tener un pasaporte o a salir del territorio cubano.

El descarrilamiento de ese tren no se había informado como un atentado, hasta diciembre del pasado año, cuando la prensa estatal vinculó este hecho a actos terroristas supuestamente patrocinados por cubanos radicados en Estados Unidos.


Este supuesto sabotaje, menciona Diario de Cuba, se incluyó en la campaña de descrédito contra el rapero Denis Solís, y los acuartelados de San Isidro.

La prensa estatal alegó ha quedado «demostrado que el inculpado Rodríguez Batista, por mediación de Yasser Izquierdo Hernández, contactó con Luis Mario Vela Reyes, ambos cubanos residentes en EEUU».

El diario Granma, asegura que Vela Reyes le propuso 1.000 USD a Rodríguez Batista, «para que descarrilara alguno de los trenes que circulan por la vía férrea que enlaza el Mariel, provincia de Artemisa, con la capital del país».