El dúo reguetonero Yomil y el Dany esperaba presentarse en un espacio público de la capital cubana, junto a ellos iban a estar el popular cantante y compositor cubano Descemer Bueno y el dúo Buena Fe.


Los artistas habían propuesto como fecha inicial el 25 de noviembre para lo que sería “el primero de una serie de conciertos con el fin de recaudar fondos para ayudar a todos aquellos afectados por el huracán Irma”.

Algunos medios en Miami cuestionaron si se trataba de un homenaje a Fidel Castro, en el primer aniversario de su muerte, pero el 20 de octubre Descemer Bueno, anunció a través de Facebook que “por cuestiones de logística” la fecha del inicio de los conciertos se trasladaba al 1 de diciembre, anunciando también el precio de la entrada, 20 MN, pesos cubanos.

El dúo Buena Fe, dijo al Nuevo Herald que asistirían al concierto benéfico organizados por los reguetoneros cubanos, pero que hasta el momento desconocen que algún evento esté planificado para el 1 de diciembre.

Alberto Echevarría, representante de Yomil y el Dany, dijo al diario desde La Habana vía telefónica: “El concierto se realizará en su momento, porque los artistas están cumpliendo con sus compromisos internacionales”.


“El concierto va, ya está aprobado”, afirmó el representante, pero no concretó la fecha; y de paso aprovechó para cuestionar a Estados Unidos por no “abrir” para que los artistas cubanos puedan realizar intercambios culturales en Miami.

El miércoles corrieron rumores de que el concierto había sido cancelado “porque los organizadores no obtuvieron los permisos correspondientes de las autoridades”.

El régimen castrista anunció hace pocos días una serie de eventos, incluida una peregrinación para rendir tributo al fallecido dictador. El 25 de noviembre se prevé comiencen los actos y concluyan el 4 de diciembre. En 2016, el Gobierno cubano decretó por la muerte del “líder histórico”, nueve días de luto nacional; a los cubanos en ese entonces, les prohibieron realizar cualquier espectáculo artístico al aire libre y no se vendían bebidas alcohólicas, entre otras absurdas medidas.

La iniciativa del concierto benéfico de Yomil y el Dany, surgió tras una controversia suscitada por los altos precios de los asientos para un evento de los reguetoneros en Watsco Center de Miami.

Roberto Hidalgo Puentes (Yomil), comunicó en un vídeo publicado en la red social Facebook: “Según algunas personas nosotros no hemos sacado la cara por el pueblo de Cuba. Se le ha echado una guerra al reguetón porque [quieren que donemos] todo nuestro dinero, lo que con tanto esfuerzo hemos trabajado para dárselo al pueblo”, agregó el reguetonero.

En esa misma publicación, Yomil explica que propondrá a las “instituciones” la realización de un evento benéfico y que “si los dejaban” la producción correría a su cuenta. También arremetió contra las instituciones culturales cubanas, controladas por el Estado, por no apoyar a los reguetoneros y por mantenerlos durante todos estos años “en modo censura”.

“Los artistas tenían un concierto para ayudar a la gente que lo había perdido todo por el ciclón. Habían propuesto el 25 de noviembre, pero como era el aniversario de la muerte del Comandante [Fidel Castro] cambiaron al 1 de diciembre. Sin embargo, tampoco les dejan hacer el concierto en esa fecha”, confirmó uno de los organizadores, en condición de anonimato.

(Con información de El Nuevo Herald y el diario cubano 14ymedio)