Cubana de Aviación. Foto de Ricardo IV Tamayo en Unsplash

Un grupo de españoles que había quedado varado en Cuba tras la cancelación de un vuelo de Cubana de Aviación finalmente llegó a su destino tras varios largos días de espera.


El vuelo de Cubana viajaría con un grupo de 18 españoles, pero tras la cancelación, algunos decidieron pagar su pasaje con otra aerolínea, quedándose solo un grupo de 13 esperando por un vuelo sustituto.

Desde el lunes el grupo estaba supuesto a volar de regreso a Madrid para continuar a Gran Canarias; sin embargo, tras supuestos desperfectos en el avión de Cubana, el vuelo se canceló y no fue hasta este viernes que el grupo pudo regresar. En este grupo estaba José Luis Martínez quien al llegar a España dio declaraciones a un diario local sobre todo el inconveniente de la situación.

«Con Cubana [de Aviación] no vuelvo a volar ni gratis», se quejaba José Luis Martínez, quien aseguraba que fueron bien tratados, durmieron en buenos hoteles y pusieron a su disposición todas las comidas; sin embargo, durante dos días apenas tuvieron información y se sintieron atrapados al no poder salir de los instalaciones donde fueron alojados.

Sobre como se encontraban luego del regreso Martínez dijo que bien y mal, añadiendo, «..bien porque estábamos en buenos hoteles, pero mal porque estábamos allí medio secuestrados».


El canario relató que los tenían desinformados, y no podían hacer planes porque podían ser contactados en cualquier momento.

«El miércoles, a las doce y media de la noche, nos llaman y nos dicen que nos recogen a las seis de la mañana, que nos vamos para Santiago [de Cuba] y que de allí volaríamos el viernes a Madrid», dijo. El grupo entonces esperó pacientemente primero en La Habana y después en Santiago, donde fueron alojados en hoteles de cuatro y cinco estrellas. «Si nos dicen el lunes, cuando suspendieron el vuelo, que hasta el viernes no salimos, lo hubiésemos aprovechado», apunta Martínez, quien agrega que la incertidumbre que vivieron esos días «fue lo peor». «No sabíamos cuándo íbamos a volver».

El viernes Cubana de Aviación dispuso de un avión fletado a la compañía española Plus Ultra, que les trasladó hasta Madrid, y no fue hasta el sábado en la mañana que el grupo pudo llegar a Gran Canaria.

Varios de los turistas aseguraron al medio local que en breve demandarán a la aerolínea cubana y a sus aseguradoras para conseguir una indemnización, además de exigir el pago de los gastos ocasionados por el retraso.