El sector de condominios en Miami ha estado en los últimos tiempos algo inestable. En marzo se rompió una racha de 15 meses de ventas en declive, pero abril tuvo como resultado una bajada del 12.5 por ciento de un año al otro, de 1,269 ventas el año pasado a 1,111 este año.

Por lo que considero que nunca estan de más pequeños consejos. Para aquellos profesionales experimentados de los bienes inmobiliarios, donde luego puedan acosejar a sus clientes.

Siempre hay un buen momento para comprar: La diferencia entre el precio inicial y el precio final de venta (en el mercado de condominios) es ahora mismo de menos de 5 por ciento. Los compradores deberán entender esto, y estar listos para hacer ofertas apropiadas y legítimas.

Es probable que este sea el mejor momento para comprar condominios de nueva construcción: Existe un gran volumen de inventario en el mercado de condominios. Hay tantas reventas que los precios de los condominios de nueva construcción están casi al nivel de lo que estaba la compra de condominios de reconstrucción hace tres o cuatro años. Por lo que es buen momento de ver nuevos de paquete y decidir.


Siempre tenga en cuenta la posibilidad de tener múltiples abogados: Este tipo de negocios atrae a una gran diversidad de personas, por lo que se necesita escoger bien el abogado que va a pasar contigo esta transacción. Teniendo en cuenta que necesitamos enteder bien la complejidad de los contratos.

No asuma que los vendedores están de luto o que están desesperados: Un error muy común, la mayoría de las veces los reportajes de prensa sobre el mercado de condominios en Miami pueden ser de una negatividad abrumadora, y los compradores empiezan a hacer jugadas demasiado arriesgadas.

Escuche a su agente inmobiliario, y no a los websites independientes: Sin restarle importancia a los websites independientes, los agentes acostumbran a estar más en contacto con la realidad de lo que ofrece el mercado. De hecho, cuando se trabaja en un mercado único en su género como el de Miami, tenemos además que tener en cuenta factores tales como política global, los altibajos de la moneda, los problemas de los seguros y la reputación de los urbanizadores a la hora de sopesar el valor de mercado de una propiedad.

Será difícil pronosticar como fluirá la situación en el mercado de condominios en los próximos meses. Simplemente hay demasiadas influencias en juego, tanto a nivel local como global.

Fuente: elnuevoherald