Roseann Lake, corresponsal británica de la BBC habla de su exótica visita a un safari privado en Cuba, en un extenso reportaje, recoge CubaNet.


En un país donde la escasez y la miseria reinan, Lake pudo probar hasta filete de antílope, ya que éste parece ser un plato típico ofertado en las instalaciones de Villa Cayo Saetía, donde la seguridad es tan alta que incluso los conductores que llevan a los huéspedes deben dejar sus documentos de identidad con oficiales militares, relata la misma corresponsal.


Para la periodista el complejo hotelero en Cayo Saetía, en la provincia de Holguín, el cual esta operado por el Grupo Gaviota, del conglomerado militar GAESA es un lugar paradisiaco.

En detalle Lake contó de este lugar en la sección de viajes de la cadena británica BBC, según comentó el complejo hotelero está a media hora en auto de donde nació Fidel Castro y reservado para unos pocos privilegiados.

Desde los años 80, el cayo de 42 kilómetros cuadrados y escasamente poblado, se convirtió en el hogar de animales exóticos, de acuerdo al reportaje muchos de ellos enviados desde Etiopía, Namibia, Angola y Mozambique, incluso de India y China.

La reportera destaca que el antílope es el más abundante de estos animales, sin embargo las diferentes especies se han adaptado bien al entorno, y han logrado reproducirse a la medida de la demanda de los exclusivos clientes locales.

El único hotel del Cayo es Villa Cayo Saetía, de apenas 12 habitaciones, una playa cercana y un restaurante en total contacto con la naturaleza.

Según Roseann Lake, “lo que le falta en opciones gastronómicas, la Villa lo compensa en el paisaje”.

Jutías, pavos reales e iguanas de todos los tamaños, caballos salvajes y águilas en el cielo, describió la corresponsal sobre el exotismo de un lugar, que la mayoría de los cubanos ni sospechan que existe.

Sin embargo las cosas comienzan a ponerse más interesantes, más allá de las praderas del Cayo, donde los huéspedes tienen la opción de contratar un conductor e ir de safari, Lake explicó que se recorre el lugar en un todoterreno soviético sin ventanas que atraviesa carreteras, y bosques densos, hasta colinas, para toparse con una increíble variedad de animales, que nunca sospecharías habitan la Isla.

Transportados del Zoológico Nacional de La Habana, habitan rinocerontes e hipopótamos, además de avestruces, ciervos de cola blanca, camellos, búfalos y aproximadamente 30 cebras procedentes de China.

Algunas fuentes afirmaron a la corresponsal que el complejo hotelero surgió de la idea del fallecido dictador Fidel Castro, quien quería diseñar un parque nacional y que allí vivieran animales exóticos, que Cuba recibió en agradecimiento de Asia y África, finalmente se convirtió en uno de los lugares donde vacacionaba el Jefe de Estado y sus familiares.