Colas en los servicentros en Cuba, producto de un «efecto psicológico» del conflicto entre Rusia y Ucrania, asegura funcionario del régimen/Imágenes tomadas de redes sociales

Un funcionario cubano tuvo el cinismo de decir que las largas filas en los servicentros de la Isla para comprar gasolina, se deben a «un efecto psicológico de la guerra entre Rusia y Ucrania».


Gerardo Peñalver Portal, viceministro primero de Relaciones Exteriores del régimen fue entrevistado por la agencia de prensa France 24 para hablar sobre las relaciones bilaterales entre Cuba y Francia, y otros temas entre ellos, la guerra en Ucrania y los efectos para la economía cubana.

«Este conflicto se podía haber evitado si EEUU hubiera reaccionado a las solicitudes legítimas de garantías de seguridad que formuló la Federación de Rusia durante mucho tiempo de una manera muy ecuánime y de una manera muy coherente. Sin embargo, se hizo caso omiso a estas solicitudes, a estos reclamos y ahora la humanidad entera está sufriendo las consecuencias de un conflicto», sostuvo el vocero de la dictadura.

A la pregunta de las consecuencias para la economía cubana del bloqueo a Rusia debido a su invasión a Ucrania, el funcionario expresó:

«Con la interdependencia que tiene el mundo hoy, la globalización, realmente impacta en el mundo entero este conflicto. Cuba como país pequeño, como país subdesarrollado por supuesto que de inmediato está empezando a sufrir las consecuencias», indicó.

«Nuestra economía es muy abierta, uno de los principales sectores es el turismo, y el turismo se va viendo afectado por el conflicto, por el cierre de los espacios aéreos y en general la situación de inestabilidad», subrayó.


Peñalver Portal también mencionó «el incremento de los precios de las materias primas, de los metales, de los alimentos y combustibles, tienen un efecto también negativo para Cuba».

Sobre las colas en las gasolineras en la Mayor de las Antillas, el viceministro explicó:

«Bueno usted sabe que cuando hay una amenaza de huracán uno ve aquí en Europa por ejemplo, y lo ve en Estados Unidos para hablar de dos economías desarrolladas, como la gente corre a los supermercados y hace grandes colas y se lleva todos los productos desde el papel sanitario hasta los alimentos en conserva, es un efecto psicológico por supuesto».

«Yo he estado en Europa y he podido ver que (en Cuba) están habiendo colas en los servicentros, tiene que ver con el efecto psicológico por el conflicto, pero tiene que ver con que Cuba ha estado sometida a medidas crecientes de bloqueo y de sanciones a las compañías navieras y a los tanqueros que llevan combustible», añadió.

«Cuba solo produce la mitad de la energía que necesita en su matriz energética, la otra mitad, el otro 50% lo importamos, entonces a veces se nos dificulta encontrar buques, tanques, navíos para traer los alimentos y el combustible a Cuba, debido al bloqueo de los EEUU», precisó.