Boston TV, una emisora asociada a la CNN causó revuelo la noche del 24 de noviembre en el momento de máxima audiencia al emitir durante media hora contenido para adultos en lugar del programa de cocina habitual de ese horario.

El programa de cocina en cuestión se trataba de un nuevo episodio del espacio culinario «Anthony Bourdain: Parts Unknown», pero en vez de eso los espectadores fueron sorprendidos con la emisión de cine para adultos.

Hasta el momento ni la cadena CNN, ni el proveedor local que gestiona el espacio RCN se han pronunciado por lo sucedido.