Como respuesta a la suspensión por parte de la Casa Blanca del pase de prensa del periodista Jim Acosta, la agencia de prensa CNN está preparando una demanda contra el presidente Donald Trump, y varios de sus colaboradores, para intentar restaurar de inmediato el acceso del corresponsal en Jefe a la Casa Blanca.

La demanda alega que los derechos de la Primera y Quinta Enmienda de Acosta y de la CNN, están siendo violados por la prohibición.

La misma está siendo presentada en la Corte de Distrito de EEUU en Washington DC este martes por la mañana, confirmó una portavoz de CNN.

Tanto CNN como Acosta son demandantes, hay seis acusados en el proceso legal: Trump, el jefe de personal John Kelly, la secretaria de prensa Sarah Sanders, el subjefe de personal para comunicaciones Bill Shine, el director del Servicio Secreto Joseph Clancy, y el oficial del Servicio Secreto, identificado como John Doe.


El miércoles pasado, poco después de que a Acosta se le negara la entrada a los terrenos de la Casa Blanca, Sanders defendió el paso sin precedentes al afirmar que se había comportado de manera inapropiada en una conferencia de prensa presidencial. CNN y numerosos grupos de defensa del periodismo rechazaron esa afirmación y alegaron que su pase debería ser restablecido.

El viernes, CNN envió una carta a la Casa Blanca solicitando formalmente el restablecimiento inmediato del pase de Acosta y la advertencia de una posible demanda, confirmó la red.

En una declaración el martes por la mañana, CNN informó que está solicitando una orden judicial preliminar tan pronto como sea posible para que Acosta pueda regresar a la Casa Blanca de inmediato, y un fallo del tribunal que impida que la Casa Blanca revoque el pase de Acosta en el futuro.

La revocación injusta de estas credenciales viola los derechos de la CNN y la Primera Enmienda que protege la libertad de prensa, así como los derechos de la Quinta Enmienda.

«Pido a este tribunal una orden de restricción inmediata que requiera que el pase sea devuelto a Jim, y buscará ayuda permanente como parte de este proceso», anuncia CNN en un comunicado.

CNN también afirmó que otras organizaciones de noticias podrían ser atacadas en un futuro por la administración Trump.

El mandatario estadounidense al ser electo, dijo a CNN, que no expulsaría a los reporteros de la Casa Blanca.